FIESTA BOHEMIA

Atlanta vivió su despedida de la B Metro a todo color y calor. Goleó por 3 a 0 a Talleres de Escalada en el León Kolbowski con un doblete de Nacho Colombini y el restante de Fabricio Pedrozo. Post partido de desataron los festejos por el merecido ascenso con la premiación correspondiente. Una jornada (otra más) emotiva a lo largo y ancho de todo Villa Crespo.

La premisa era simple. Venir a festejar, disfrutar, desahogarse o la acción que remita a un sentimiento de liberación interior. Tanta angustia contenida. Tanta lágrima derramada. Esta vez el regocijo y el júbilo eran el factor común en todos los corazones bohemios. Lo que ayer fuera esa cruz que pesaba más y más, hoy era recuerdo de un pasado que se desea no volver a transitar jamás. Ver las camisetas desde bien temprano. A chicos, adolescentes, veteranos y bebes de todos los sexos pululando en busca de la entrada o hacer fila para entrar primero. Jornada de familias bohemias desfilar por Humboldt, Darwin y Muñecas. Un estadio que se iba a pintar de azul y amarillo desde los 3 costados porque la tribuna visitante era local también. A medida que fue entrando la gente se sucedieron hechos de alto contenido emocional.

Para los que sufren todos los findes encontrar esa alegría de saberse nacional. Los que haga frío, llueva, truene, sea un martes a la tarde o cuando se cante están ahí. Estoicos. Los amigos que hace tiempo no se daban una vueltita porque el fútbol los desengaño tantas veces que no creían más en la suerte pero la fidelidad eterna a Atlanta pudo más. Chicos que habrán escuchado las proezas de esos viejos equipos históricos que luchaban palmo a palmo a los gigantes de la Primera División. Las excursiones a la Bombonera, el Monumental o el Viejo Gasómetro. Le narraban de los Gómez Voglino, Rubén Cano, Ribolzi entre otros. “Atlanta es un equipo con una historia bárbara” les aseguraban esos que peinan varias canas a los jóvenes.

Por eso ayer debía ser fiesta. Alegría. Carnaval. La gente disfrutó desde la salida al calentamiento previo hasta el pitazo inicial de Pafundi. Mucho color en el recibimiento y emoción de esas miles de gargantas bohemias que despidieron a una categoría abrasiva, dura y siempre difícil. Donde transitó mucho tiempo en estas últimas décadas y conoció todos los sinsabores habidos y por haber. Fue una descarga de todo eso. De ellos mismos y sobre todo de los que no están. Los que hacen fuerza desde bien arriba. Vamos a la lucha, vamos viejo Atlanta dice el himno y la gente hizo carne de ello a lo largo de toda la tarde. Hubo un partido que servía de atractivo para ganar e intentar llegar al segundo puesto. Pero sobra hablar de 90 minutos que confirmaron que Ignacio Colombini posee otra categoría y es un goleador letal. Que Matías Molina es un tractor imparable. Que Nico Previtali tiene a su joven edad el manual de como ser 5 y crack. Y sobre todo que Rago fue el mejor arquero que defendió los 3 palos en la ultima década casi. La picardía goleadora de Pedrozo y el talento al servicio del equipo de Fernando Enrique.

Todos los abrazos fueron para Nahuel Tecilla que sufrió un dura lesión en su rodilla con deseos absolutos de pronta recuperación. Atlanta ganó, goleó y termina segundo por diferencia de gol. Orfila cierra unos números impresionantes. Invicto por torneo. Apenas 2 goles en contra. El cariño y reconocimiento de toda el público de Atlanta a su disposición.

El veo, veo, Atlanta se va de la B fueron las favoritas para despedir el torneo. Atlanta es Nacional. Atlanta vuelve a ser esa institución digna de respeto. Aún le faltan páginas a su sueño de primera pero es un buen aliciente que se asiente en la segunda categoría del fútbol argentino. La gente se fue cantando. Feliz. Emocionada. No dando crédito que lo mejor, después de tanto tiempo, está por venir…

Ficha del partido

Atlanta (3): 1- Juan Rago (7); 4- Matías Molina (8), 2 (c)- Nicolás Cherro (6), 6- Alan Pérez (6), 3- Axel Ochoa (9); 8- Fernando Enrique (7), 5- Nicolás Previtali (7), 10- Lucas Colitto (4); 7- Ignacio Colombini (9), 9- Horacio Martínez (5), 11- Fabricio Pedrozo (7). DT: Alejandro Orfila

Talleres de Escalada (0): 1 (c)- Ezequiel Cacace (4); 4- Luciano Arcuri (4), 2- Ariel Otermín (4), 6- Federico Hermída (3), 3- Nicolás Malvacio (5); 11- Maxi Badell (5), 5- Alan Mareco (4), 8- Gonzalo Suárez (4), 10- Dylan Vergara (6); 7- Nicolás Ricci (3), 9- Agustín Gil Clarotti (4). DT: Javier Gómez

Goles: PT 38′ Ignacio Colombini (A). ST 17′ Fabricio Pedrozo (A), 34′ Ignacio Colombini -penal- (A).

Cambios: ST 00′ 16- Agustín Graneros (5) x Mareco (T), 15- Lucas Benítez (4) x Ricci (T), 21′ 18- Walter Mazzanti (5) x Martínez (A), 24′ 16- Joaquín Ochoa Giménez (6) x Colitto (A), 35′ 17- Brian Oyola (5) x Colombini (A).

No ingresaron

Atlanta (12- Facundo Ferrero, 13- Joel Barbosa, 14- Gabriel Seijas y 15- Braian Miranda)

Talleres de Escalada (12- Lucas Zeiden, 13- Emanuel Saporito, 14- Mauro Marrone, 17- Agustín Cóceres y 18- Javier de Olivera)

Amonestado: PT 32′ Fernando Enrique (A)

Árbitro: Juan Pafundi (6) Bien en casi todas las jugadas. Pudo haber amonestado a Nacho en la infracción a Cacace. Correcto en el penal.

Cancha: León Kolbowski

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: